top of page
Buscar
  • Casa Svank

METRÓPOLIS: UNO DE LOS FILMS EXPRESIONISTAS MÁS IMPORTANTES


Metrópolis, 1927, Fritz Lang


Metrópolis: una sociedad que se divide en dos clases, los ricos que tienen el poder,

rodeados de luz, de lujos, espacios amplios y todas las comodidades que uno se

pueda imaginar y los obreros, que viven en las sombras, en condiciones deplorables

recluidos en una ciudad industrial condenados a solo trabajar. Cómo lo plantea la

película tenemos al cerebro (los ricos, la ciudad de arriba) y las manos (los pobres,

los obreros, la ciudad de abajo), estos para que se unan en una utopía les hace falta

un mediador, el corazón. La película nos centra en la historia de Freder, hijo del

dueño de la ciudad que se empieza a preocupar por los obreros y por el poder

desmedido de su padre, así pues conoce a María, una mujer que predica la paz en

la ciudad de los obreros y que estos mismos la idolatran. Por otra parte tenemos a

un científico que está creando una máquina idéntica al humano, por órdenes del

padre de Freder ordena que está máquina tenga la misma apariencia que María, la

mujer que adoran los obreros, pues ella está predicando ideas de unión entre las

manos y el cerebro a través del corazón. Este lo logra el cometido, y todo se vuelve

un caos, pero al final se podrá hacer la unión manos y cerebro.


Entre los temas que más resaltan es el debate de las élites, así como la

desigualdad social marcada que hay en este mundo, la guerra que siempre ha

habido entre el poder desmedido y el obrero oprimido que de alguna forma siempre

busca el revelarse para exigir sus derechos. También vemos el trasfondo místico-

religioso que se percibe con María y su doble, es decir la máquina, pues es increíble

el poder que las masas le dan a una divinidad, el como la máquina solo dando un

buen discurso logra una rebelión exitosa y el como María daba de la misma manera

discursos de paz, pero con un evidente resultado diferente. Al final la película deja

un mensaje claro: la destrucción de las clases para una unión como sociedad.

.

En su estética usa elementos expresionistas cómo lo es el mundo fantástico que

representa, tratando de mostrar una utopía futurista con edificios grandes, lujosos,

llenos de ventanas y luces, autopistas elevadas llenas de carros modernos, todo

esto sin dejar de lado que es un mundo fantástico.



Abajo de esta ciudad se muestra la Ciudad de los Obreros , llena de edificios vacíos, sin luz, haciendo contraste a los que se ven arriba, no hay carreteras ni coches modernos, solo trabajadores con grises vestimentas trabajando manteniendo máquinas enormes para sostener una economía, sin duda es un mundo que aunque tiene elementos realistas, predomina la fantasía característica del expresionismo, dándonos así un mundo que me

recuerda a la estética de cuentos o caricaturas. Otros elementos que vemos son el

uso de luces en ciertos momentos, así como la actuación, ya que es muy expresiva,

dramática, similar a la que vimos con el Dr. Caligari, la historia si bien es una crítica

social, no deja de tener ciertos elementos fantásticos, cómo lo es el crear una

máquina identifica al humano hasta en la maldad, una ciudad subterránea regida por

máquinas para que después se inunde si estás no funcionan, son elementos

fantasiosos que enriquecen a la historia.


Metrópolis no es sólo un hito de la ciencia ficción madura; es también la primera

gran distopía cinematográfica. Este carácter primerizo no la ha convertido, sin

embargo, en un experimento fallido; por el contrario, ha sido y es base referencial de

creadores contemporáneos, extendiendo su sombra expresionista,

mucho más allá de los límites del cine. Metrópolis, pese a su condición distópica, es

un reflejo generacional.


Por Laura Gabriela Vazquez

Estudiante de Psicología UNAM

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page