top of page
Buscar
  • Foto del escritorCasa Svank

EL SACRIFICIO DE UN CIERVO SAGRADO, PARA REPLANTEAR FÓRMULAS Y ROMPER TABÚES





Por Jesús Chavarría

@jchavarria_cine


La Langosta, inquietante y seductora pieza de ciencia ficción que reflexiona sobre las

relaciones humanas, que trastoca sin mayor reticencia los roles sociales preestablecidos, y

convenientemente fue bautizada en español con la traducción directa de su título original; sin duda representó la irrupción a mayor escala en cuanto a publico se refiere, de uno de los

directores más llamativos y transgresores del mercado independiente, el griego Yorgos

Lanthimos. Estatus que refrendó superándose a sí mismo a través de la que se ha convertido

en una de las que fue una de las grandes ignoradas dentro de las ceremonias de entrega de lospremios Oscar -luego de verla uno no entiende como es que en su lugar estuvo nominada ¡Huye!- y que afortunadamente llegó a la cartelera comercial de nuestro país. Nos referimos aEl Sacrificio de un Ciervo sagrado, película que al igual que su predecesora destaca por tener una manufactura impecable, pero sobre todo por que platea un efectivo y sutil juego mental, que convierte al espectador en el más grande de los malpensados del mundo. Y es que recurriendo a un montaje simple pero elegante, y un envolvente manejo del ritmo, hace transitar a sus personajes por una serie de situaciones tan rutinarias como retorcidas, que constantemente empujan a sospechar de las verdaderas motivaciones de los mismos y sacar en vano la peor de las conclusiones, para luego en el momento indicado pero de forma inesperado, cuando parece que todo se encamina hacia lo predecible, hacer girar los engranes, dejando al descubierto las oscuras entrañas de lo que aparentemente es el modelo de familia perfecto, en un ejercicio de exposición, cruel, inteligente e incluso por momentos brillante.

Colin Farrell-que también participara en la ya menciona La Langosta- en el rol de un exitoso

cirujano , junto con Nicole Kidman –Ojos Bien Cerrados, Padington- que encarna a su esposa oftalmóloga, Raffey Cassidy y Sunny Suljic en el papel de sus dos hijos adolescentes, además de Barry Keogha como el responsable de interpretar al joven que irrumpe en sus vidas detonando todo el asunto, ofrecen interpretaciones bien delineadas y contenidas para

sustentar un truculento y aceitado vehículo fílmico que desemboca en el thriller y tiene a la

implosión emocional como su principal herramienta. Es cierto, de principio las líneas

argumentales parecen no ir hacia ningún lado y hay cierta indefinición en el tono, pero si se

tiene la paciencia suficiente, uno descubre que El Sacrificio de un Ciervo Sagrado es un

incómodo pero muy disfrutable revulsivo para el cine de fórmula, capaz de responder a las

expectativas del público más exigente, y de sorprender gratamente a todo aquel que decida salir del estado de confort que ofrecen los productos cuyo único objetivo es el

entretenimiento.

23 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page